15-2-14

Todo está aquí. Sólo debes aquietarte para percibirlo.

No prejuzgues, no te apresures, dejá que las cosas vayan apareciendo. Sin esperar, permití que las cosas sucedan solas.

Hay varias partes adentro de ti misma/o. Entre ellas, una femenina y una masculina. Una vez que percibas a ambas, que sepas que están allí y las escuches (a las dos), las sientas, habrás integrado a tu masculino interior (si eres mujer) o a tu femenino (si eres hombre). Y entonces se manifestará en tu vida externa, pero sólo una vez que eso haya sucedido.

Pregunta antes de imponer, e incluso antes de proponer. Dale lugar al otro en tus relaciones. Verás aparecer la fluidez y la armonía de una manera casi mágica.

Todo está allí, la verdad, tu verdad. Mientras más limpia y conectada estás, mejor lo ves, con más claridad.

Cuando creas algo, sabes hacerlo, cada vez que sea necesario. No importa si lo pierdes, como tienes al creador adentro, volverás a crearlo. Confía en eso. Nunca pierdes nada.

Confiar en ti misma te dará la fuerza. No hay nada que perder. Desde ese lugar puedes hacer lo que sea. La vida te ofrece oportunidades; tómalas, no preguntes.

Vive al máximo, como si fueras a morirte pronto. Imagina que tienes sólo un poco de tiempo de vida: ¿qué harías sin dudar?

Acéptate tal como eres.

Regresar


Senderos del Placer © (Todos los derechos reservados) (54 11) 4586-1070 - 54 9 (11) 15 3596-8932 .